Escoger una temperatura adecuada para el aire acondicionado es muy importante ya que un grado de más puede suponer un importante incremento en la tarifa energética para luego no tener una sensación térmica tan distinta como con un grado menos. En este sentido, la temperatura del aire acondicionado va a influir en gran medida en el coste aunque no es el único aspecto importante que hay que tomar en consideración. En este artículo te detallamos todo lo que necesitas saber sobre el aire acondicionado y su temperatura.

Escoger una buena tarifa energética

El principal motivo por el que debemos ajustar la temperatura es para no llevarnos sorpresas desagradables a final de mes.  Sin embargo, esto no se consigue solamente con la temperatura sino igualmente mediante una tarifa eléctrica con el mejor precio de la luz. Pero, ¿cómo conseguir la tarifa con el mejor precio de la luz a día de hoy? Sin duda, alguna la mejor forma de conseguirlo es a través de un comparador de luz. Por otro lado, si necesitas más información sobre el precio de la luz, te recomendamos la lectura de este artículo: https://www.tarifasenergia.com/precio-de-la-luz/.

 

En cualquier caso, si necesitas revisar las tarifas energéticas porque acabas de llegar por primera vez a la vivienda entonces vas a necesitar un cambio de titular de la luz y un cambio de titular del gas natural con Endesa, Holaluz o cualquiera de las comercializadoras disponibles actualmente en el mercado español. Recuerda que el cambio de titular con Endesa y el resto de compañías es en todo momento gratuito, por lo que no tendrás que pagar nada por ello. Además podrás realizarlo siempre que lo necesites, sin ningún coste adicional por cambiar muchas veces.

Entonces, ¿a qué temperatura pongo el aire?

Se conoce como temperatura confort a aquella que nos permite un bienestar físico; es decir ganar salud y ahorrar dinero. Por supuesto, cada persona tiene una temperatura ideal, no hay una temperatura única, pero tal y como podemos comprobar aquí, se establece que la temperatura ideal del aire acondicionado durante el verano es de entre los 24 y los 26 grados centígrados. En cualquier caso, es imprescindible que a la hora de elegir una temperatura no solo tengas en cuenta esta franja sino también la temperatura exterior: es recomendable que no haya demasiados grados de diferencia – por ejemplo, 15 grados – entre el exterior y el interior.

¿Cómo escoger el aire acondicionado?

La temperatura puede hacerte ahorrar energía pero haya otros aspectos que te ofrecemos a continuación con los que podrás ahorrar en tus facturas:

 

  • Escoge un aparato de aire acondicionado de la máxima eficiencia energética. Si esto no es posible, trata de adquirir uno que ofrezca una modalidad de bajo consumo.
  • Procura que tu vivienda esté aislada térmicamente; de esta forma, se optimizará más el aire y podrías necesitar menos energía.
  • No dejes las ventanas o puertas abiertas cuando el aire esté puesto.
  • No utilices el aire acondicionado por la mañana o por la noche; aprovecha estos momentos para ventilar la casa durante al menos cinco minutos. Además, a esas horas la temperatura siempre es más baja.